Souvenires comestibles

Publicado el 30 marzo 2010
Archivado en Soledad Castro Virasoro | Salir del comentario

Ley Nro. 3: lo bello y comestible es dos veces bello

Ley Nro. 3: lo bello y comestible es dos veces bello

Personalmente odio los souvenires, aunque si son comestibles, la cosa cambia. Y cuando mi abuela Lucy cumplió 90 años, me pareció una buena idea hacer estas galletitas que no sólo son riquísimas sino que además pueden decorarse de mil formas distintas y se conservan hasta 12 meses.

Si van a hacer souvenires comestibles tienen que recordar que la prolijidad y belleza del resultado final se logran con la práctica y una técnica milenaria: el ensayo-error. Por eso les recomiendo que hagan una prueba antes de hacer los souvenires finales. La creatividad no tiene límites y hay muchos elementos que se pueden utilizar: granas de colores, gibré comestible, distintas combinaciones de colores.

Después me cuentan cómo les quedó.

Comentarios

No hay mas respuestas