Los alimentos que se pueden congelar y los que no

Publicado el 25 marzo 2018
Archivado en General | Salir del comentario

Cuando se trata de conservar los alimentos, la nevera y más exactamente el congelador sus herramientas indispensables para evitar el deterioro con el paso del tiempo. Sin embargo, lo que muchas personas ignoran es que no todo puede ser congelado, además por supuesto de unas cuantas estrategias que existen para que este proceso se efectúe de la manera más eficiente posible.

Tener  claridad sobre los alimentos que se pueden congelar y los que no, además de favorecer la salud y el bienestar del consumidor, representa un ahorro notable en la economía del hogar ya que se podrá extender la vida de variados productos y racionarlos de forma tal que sirvan para mayor cantidad de platos.

Alimentos que pueden ser congelados

Al momento de impedir que los comestibles se estropeen, se requiere también de un electrodoméstico en las mejores condiciones para que pueda suministrar la temperatura adecuada; si hablamos concretamente de aquello que puede llevarse al congelador sin que pierda sus propiedades, tenemos entonces el caso de la leche, verduras como las berenjenas, pimientos, cebollas y calabacín que de hecho pueden guardarse ya picadas en trozos, la mantequilla y el arroz y la pasta ya cocinados.

Las sopas y caldos al igual que las tortillas de maíz, los fríjoles y los alimentos asados también se conservan de excelente manera a bajas temperaturas.

No congeles estos alimentos

Pasando al otro extremo de esta posibilidad, la verdad es que se existen alimentos que por su consistencia y composición no se recomienda congelar, este es el caso de las patatas guisadas o cocidas, el queso, las verduras de hoja verde y las tartas y pasteles caseros.

Para concluir, es importante señalar que los alimentos congelados también tienen una fecha de caducidad, así que este dato debe tenerse claro para no abusar de esta técnica y ponerse en riesgo.

 

 

Comentarios

No hay mas respuestas