Jugos naturales

Publicado el 15 Julio 2015
Archivado en Maju | Salir del comentario

descarga (1)La cocina cada vez se torna más y más en un sinfín de pequeños electrodomésticos que supuestamente os ayudan a agilizar no sólo el momento de preparar vuestras comidas, sino que se han convertido muchos de ellos en la manera de facilitarnos la vida misma.

Licuadora, batidora, freidura, batidora manual, procesadora, pochoclera, fábrica de pan, fábrica de pasta, fábrica de helado, tostadora, horno eléctrico, microondas y sigamos, pues la lista es eterna.

Pero hay un elemento entre estos otros que me ha resultado de gran utilidad, la juguera. Y prestad atención, porque no hablo del extractor de jugo, que sólo sirve para evitarnos usar vuestra fuerza al exprimir cítricos. La juguera os servirá para aprovechar al máximo el jugo de prácticamente cualquier fruta y verdura. Y esto se torna esencial en los tiempos que corren hoy, cuando os es tan importante repensar vuestra nutrición y asegurarnos de incorporar a vuestra dieta nutrientes esenciales, vitaminas y minerales, muchos de los cuales son aportados tanto por frutas como por verduras.

Si disponéis ya en vuestro hogar de este fabuloso compañero os daré algunos consejos para tener en cuenta.

Intenta comprar siempre fruta madura y en buen estado ya que podréis obtener mayor cantidad de jugo de ellas.

La mayoría de las frutas y verduras podéis introducirlas sin pelarlas y cortándolas bastante poco puesto que muchas máquinas permiten introducir las frutas casi enteras. Pero ten en cuenta que algunos frutos, como los cítricos, pueden generar un gusto muy amargo si os exprimís sin quitar su cáscara, por lo que en ellos os recomiendo pelarlos antes de introducirlos a la juguera.

El jugo de manzana se oxida rápidamente al contacto con el aire, por lo que es conveniente que lo bebas rápidamente una vez exprimido. También podéis agregarle unas gotas de limón para evitar que esto suceda con mucha rapidez.

Ten en cuenta que podéis realizar cualquier tipo de combinación entre frutas y entre estas y verduras, incluyendo algunos frutos secos molidos.

Por último, considera siempre servir el jugo ni bien lo has preparado, para que no pierda su color ni las propiedades de las frutas y verduras que has utilizado.

Comentarios

No hay mas respuestas