Gastronomía, religión y tradición: cocina Kosher

Publicado el 28 enero 2012
Archivado en General | 3 comentarios

Comer es a veces mucho más que comer. En la religión judía, en la que existen normas que rigen abundantes aspectos de la vida de los creyentes, encontramos además una serie de requerimientos a la hora de cocinar e ingerir alimentos. Esta serie de normas se denomina Kashrut y determina qué alimentos son aptos para el consumo de los creyentes (Kosher) y cuales no (Taref).

Los motivos son tan amplios y variados que resulta imposible resumirlos aquí. Uno de los más obvios, que en cualquier caso no da explicación a todas las normas del Kashrut, es quizá la obligación de los judíos de respetar y minimizar el sufrimiento del animal tanto como le sea posible. Así, se entiende que el shojet (matarife), debe ser alguien especialmente cuidadoso y respetuoso que pondrá la máxima atención al faenar al animal.

Pero esto es solo un detalle de tantos. Si un creyente judío quiere cumplir a rajatabla esta normativa, deberá tener en cuenta consideraciones de diferente índole.

Es bien conocida la restricción de que los judíos no pueden comer cerdo. Sin embargo, esto es solo una simplificación de la norma que realmente rige su dieta: en realidad solo pueden consumir animales que al mismo tiempo sean rumiantes y tengan la pezuña partida. ¿Vaca? Sí. ¿Caballo? No.

La normativa respecto a las aves es bastante más sencilla. Basta con que el ave elegida no sea ni carroñera ni carnívora.

A la hora de ingerir animales marinos ocurre algo similar: si un judío desea ingerir un animal marino debe preguntarse si el mismo tiene aletas y escamas. Atendiendo a esta norma, sabemos que los judíos no pueden comer ningún tipo de marisco, por ejemplo.

¿Qué ocurre con los vegetales? Que todos son Kosher. Eso sí, antes de cocinarlos o ingerirlos, deben ser cuidadosamente revisados para evitar la presencia de cualquier pequeño insecto, ya que éstos son Taref.

La preparación y la ingestión deben ser contempladas también si se quiere cumplir con la Kashrut.

Una de las normas más conocidas en cuanto a la elaboración de los alimentos es la prohibición de mezclar carne con productos lácteos. Esta norma proviene de un extracto de un texto bíblico en el que se prohíbe la cocción del cabrito en la leche de su propia madre.

Se han construido otras restricciones a partir de este mandato como la generalizada norma de no mezclar alimentos lácteos con cárnicos en general. Quizá la más llamativa sea la necesidad de tener dos vajillas bien diferenciadas, una para servir carne y otra solo para derivados de la leche.

Este conjunto de normas han dado como resultado una curiosa gastronomía estrechamente relacionada con sus tradiciones y festividades y para descubrirla, qué mejor forma que probar unos cuantos platos típicos.

Aunque en España no resulta excesivamente fácil encontrar restaurantes Kosher, sí que los hay. Con suerte, quizá puedas disfrutar de tu menú junto a un vino de Rioja. Un Rioja Kosher, por supuesto. Bodegas como Ramón Bilbao, en Haro y Consejo de la Alta, en Cenicero, se dedican a fabricar estos productos destinados sobre todo a la exportación.

Comentarios

3 Respuestas para “Gastronomía, religión y tradición: cocina Kosher”

  1. Adrian on febrero 1st, 2012 17:39

    un articulo muy interesante sobre un tema bastante desconocido (y una foto además muy biena)

  2. Juanjo on febrero 16th, 2012 15:15

    Culturalmente interesante.

  3. Esther on febrero 17th, 2012 7:17

    Hola Eva, un artículo interesante el tuyo para cualquier curioso interesado en temas que – aun partiendo de una determinada religión inciden en la cotidianidad del día a día.
    Me ha gustado leer que una bodega de mi pueblo – cenicero – elabora vino para los restaurantes Kosher.
    Por cierto. Me encanta la fluidez de tu redacción.

No hay mas respuestas