Frutas para los más pequeños

Publicado el 13 noviembre 2012
Archivado en Maju | Salir del comentario

Acostumbrados a oír que los niños deben aprender a comer de todo y en forma variada, es que oís podéis sorprender al escuchar a una madre decir que su hija de ocho meses de edad no debe ni puede comer, aún, kiwi o frutilla, u otras variedades de frutas y comidas, cuando por casualidad intentabais convidarle a la niña una sabrosa tajada de vuestra fruta.

Pues es que es muy importante tener en cuenta que determinados alimentos deben ir incorporándose a la dieta de los más pequeños de manera paulatina y controlando que no puedan sufrir ninguna alergia, u otro tipo de problema médico, con ellos.

Nadie mejor que el pediatra para indicaros los pasos a seguir en razón de la alimentación de su hijo o hija, pero podéis tener en cuenta los tiempos aproximados en los que poder ir incorporando algunas de las frutas o mobile gambling alimentos.

Alrededor de los seis meses de edad el niño puede degustar frutas como la banana, manzana (en todas sus variedades) y pera. También es posible ofrecerle naranja y mandarina en jugo. Un mes más tarde, a los siete meses, es posible incorporarle ciruela, damasco y durazno. Para los nueve meses, aproximadamente, el niño ya podrá degustar el ananá, los higos, el melón y la sandia, para un mes después agregar, también, la pulpa de uvas. Entonces si, recién al año, podréis ofrecerle al pequeño frutilla y kiwi para su deleite frutal.

Es interesante poder tener en cuenta este almanaque frutal, no sólo por las cuestiones y prevenciones medicas, sino también porque a través de él podéis ir implementando nuevas papillas dulces y postres que sorprendan al niño, o la niña, con nuevos colores y sabores que, con seguridad, le entusiasmaran y provocaran su atención, despertando y motivando sus sentidos, tanto en lo visual, como en lo olfativo y lo gustativo.

 

Comentarios

No hay mas respuestas