Dolor de garganta, lumbalgia y mal aliento.

Publicado el 22 febrero 2015
Archivado en Maju | Salir del comentario

frutas en el desayunoAunque muchos desconozcan o descrean de las propiedades curativas de algunos alimentos, lo cierto es que nuestros ancestros, mucho antes del descubrimiento o utilización de algunos medicamentos, ante algunas afecciones sabían exactamente que alimento podría proporcionarles alivio a sus dolencias, según las propiedades que contenían cada uno de ellos.

No es que por ello se descarte los avances de la medicina, pero algunos datos pueden resultar interesantes.

Por ejemplo, para el dolor de garganta, se considera que es conveniente aumentar la ingesta de frutas y verduras, para obtener mayor vitamina C, así como también aumentar la cantidad de alimentos que contengan vitamina A y beta carotenos como el hígado, las zanahorias y las espinacas. Por otra parte, ante esta dolencia, se supone importante consumir pescado, por su vitamina D, aceite de oliva y palta, por su vitamina E y yogurt natural, en pos de protegerse de los efectos de los antibióticos que se pudieran estar utilizando. También resulta, por supuesto, importante ante una afección de garganta, reducir el consumo de tabaco y el alcohol.

Otro dato curioso, ante la lumbalgia, parece ser importante aumentar la ingesta de pescado, de repollo, mamón y kiwi y disminuir el café, té negro y otras bebidas con cafeína, así como también las grasas y el azúcar.

Para el mal aliento, resulta conveniente aumentar la ingesta de las verduras crudas y las manzanas, ayudando a las encías. También, consumir jengibre, canela, mostaza, rábano, para los senos nasales y cereales integrales y abundante cantidad de agua para evitar el estreñimiento y, por último, se aconseja comer zanahorias, brócoli, espinacas, y frutos cítricos, para mayor consumo de beta carotenos y vitamina C. Por otra parte, resulta importante reducir la cantidad de dulces, las bebidas, las tortas y galletitas. Ello evitará el exceso de placa dentobacteriana que genera mal aliento en vuestra boca. Y por supuesto, si no quieres espantar a quien le hables, trata de evitar el ajo, las cebollas, la pimienta de la India, el alcohol y el tabaco.

Comentarios

No hay mas respuestas