Como elegir la peor merienda para vuestros hijos

Publicado el 3 julio 2015
Archivado en Maju | Salir del comentario

imagesToda madre y todo padre se cuestiona, de seguro una y mil veces, si ceder ante las tentaciones publicitarias y los suplicios y ruegos de vuestros hijos por esos alimentos tan deseados y sabrosos. Y cierto es que nada tiene de malo que cada tanto se disfrute alguno de ellos, pero también es preciso tener en cuenta que no deben ser considerados para una dieta regular y diaria, ya que está comprobado que no aportan nutrientes esenciales para la alimentación sana de vuestros hijos y que podrían ser causantes, además, de varias afecciones u obesidad. A su vez, constituir un mal habito alimenticio desde la niñez podría, en el peor de los casos, generar una continuidad en dicha mala nutrición por el resto de la vida de vuestro hijos, incluso siendo ya mayores. Por ello, lo importante empieza en casa y anquen no siempre podéis evitar los alimentos dañinos o innecesario es bueno tener en cuenta cuáles de ellos no aportan nada bueno a vuestro organismo.

Evita, entonces, armar la merienda de vuestros hijos a base de, por ejemplo,  jugos azucarados, que generalmente son agua con azúcar y colorante, y descarta las gaseosas en general. Es preferible que vuestro hijo beba agua si tiene sed o un jugo natural.

En relación a los cereales, ten en cuenta que para los pequeños la industria ha generado una serie de cereales que a ellos les resulta de los más atractivos, y en verdad lo son, pero que solamente están hecho a base de gran cantidad de azúcar y colorante, en mucha mayor proporción que la de los cereales de adultos.  Los distinguiréis fácilmente, pues en su mayoría o tienen azúcar o chocolate o son simplemente de colores. Puedes intentar mezclarlos con vuestros cereales habituales, o al menos algunos días darle unos a vuestros hijos y otros días probar con los de adulto.

 

Otra mala idea es armar una merienda a base de papas fritas en bolsa, productos que contienen mucha grasa y sal.  Y si vais a elegir golosinas o galletitas, además de evitar que sean excesivamente dulces, observa que no tengan grasas trans, entre sus ingredientes.

Comentarios

No hay mas respuestas