Combatiendo el frío con un buen plato de cuchara

Publicado el 9 noviembre 2012
Archivado en Silvia Guardiola | Salir del comentario

Cuatro estaciones. Otoño, invierno, primavera y verano. En ellas nos invade el calor, el frío, el buen tiempo… Pero siempre llenamos el estómago aunque el tiempo influye mucho en lo que nos apetece comer. Y es que hay recetas que se acercan más a unas estaciones que a otras.

Llega el frío y nos van apeteciendo cada vez más platos más calientes, más elaborados, más adecuados para combatir estas olas que hacen que la mayoría acabemos con un gran resfriado. En fin, los platos de cuchara que siempre han preparado las abuelas.

Platos que aportan calor al cuerpo, platos que a los niños les suelen resultan más pesados que a los mayores.

Ya lo decía mi abuela: “Donde esté un buen cocido…”. Y sí, ya ha llegado la temporada de esos cocidos, esos potajes y esos platos de cuchara que tanto nos ayudan a combatir el frío.

Hay tantas recetas como personas que las cocinan, hablar de un sólo tipo de cocido o potaje es absurdo ya que cada casa tiene su receta y su toque único.

Existe un gran abanico de platos que nos permiten disfrutar de la cuchara. Uno de los más conocidos es el cocido madrileño, aunque también podemos hablar del maragato (propio de la zona de León).

Por su parte, el puchero es más propio de tierras andaluzas. Y en el norte del país destacan las alubias en oposición de los garbanzos con platos ampliamente conocidos como son la fabada asturiana, el pote gallego o la olla podrida.

No menos conocido en las Islas Baleares es el bullit, con un toque dulce por el boniato, o el cocido canario.

Además, hay que destacar que estos platos son ricos en fibra, proteínas, minerales y vitaminas. Los expertos recomiendan consumir legumbres dos o tres veces a la semana y estos platos son perfectos para ayudar al cuerpo a disminuir los niveles de colesterol y los riesgos cardiovasculares.

En definitiva, son recetas en las que se incluyen gran cantidad de alimentos y que incluso pueden llegar a reutilizarse para otras recetas, como por ejemplo las croquetas de cocido.

Comentarios

No hay mas respuestas